logo

PALAU MACAYA

Pg. de Sant Joan, 108, Barcelona

PALAU MACAYA Pg. de Sant Joan, 108, Barcelona

facebook twitter twitter

CURSOS

Curs

EUROPA: PAISAJE DESPUÉS DE LA IRA. Transformación del paisaje político y social después de la Gran Recesión
Josep Maria Martí Font
Periodista y escritor

Los martes 12, 19 y 26 de marzo y 2 y 9 de abril de 2019, de 18 a 20 h


La Gran Recesión ha transformado el paisaje político y social de Europa edificado tras la Segunda Guerra Mundial en buena parte en torno al proceso de integración europea, que, en esencia, se sostenía sobre unos pilares que no se cuestionaban: democracia liberal, estado de derecho, estado del bienestar y libre comercio. Los efectos de la crisis financiera de 2008 han puesto en marcha un cambio de paradigma. La fe en el progreso se ha desvanecido. El presente está huérfano de seguridades y el futuro es aún más incierto. Pese a que esta Europa sigue siendo uno de los mejores lugares del planeta para vivir, como lo prueba la presión migratoria a la que está sometida, las frustraciones, reales o imaginadas, que acumulan sus ciudadanos son el mejor abono para la aparición de los nuevos populismos y la reemergencia de las viejas pulsiones nacionalistas que siempre han existido en el continente. Este curso trata tanto sobre las razones que alimentan este resentimiento social como sobre las distintas ofertas políticas populistas y nacionalistas, que básicamente proponen un repliegue sobre las antiguas fronteras identitarias en busca de una protección en un mundo globalizado cuyo centro de gravedad hace ya tiempo que se ha movido del océano Atlántico al Pacífico, dejando a Europa en los márgenes.

PROGRAMA

Martes, 12 de marzo

El rompecabezas europeo

La actual Unión Europea nace como un conjuro, esencialmente entre Francia y Alemania, para impedir que el viejo continente vuelva a protagonizar una enésima carnicería. A lo largo de la segunda mitad del siglo XX se ha ido extendiendo hasta llegar a los veintiocho miembros. Cada ampliación ha supuesto un cambio profundo del modelo. Siempre que se incide en el campo de la política internacional es necesario analizar el terreno de juego. La política nace de la geografía, se articula con la historia y se practica en función de las necesidades del presente. En este sentido, la crisis económica ha puesto en evidencia las grandes fallas que atraviesan Europa. Analizaremos a grandes trazos la heterogeneidad del viejo continente, cómo la crisis ha evidenciado las diferencias entre las sociedades europeas y ha desvelado la mayor o menor tradición democrática de cada una, un elemento clave a la hora de analizar qué respuestas políticas se han dado a los problemas, tanto inmediatos como estructurales.

 

Martes, 19 de marzo

¿En qué consiste el populismo?

La definición más simple sentencia que el populismo es la suma de iras individuales orquestada por un charlatán que ofrece soluciones simples a problemas complejos. ¿Hay un populismo de derechas y otro de izquierdas? ¿El nacionalismo es necesariamente populista? ¿El populismo es necesariamente nacionalista? Este debate se ha ido haciendo cada vez más complejo. Las sociedades europeas siempre han albergado esta tendencia. Las primeras formaciones políticas en autodenominarse populistas surgen a la izquierda; es el caso de Podemos, que nace en la estela del 15-M y que se autodefine de este modo e incluso proclama que no es ni de derechas ni de izquierdas. Contrariamente, las formaciones de extrema derecha, que podrían ahora colocarse en el cajón del populismo de derechas, ya existían en el paisaje político europeo. Es el caso del Frente Nacional francés, de los partidos xenófobos holandeses, de la Liga Norte italiana, del FPÖ austriaco e incluso de Forza Italia, de Silvio Berlusconi. Su clientela se encuentra entre los perdedores de la crisis, las víctimas de la brecha social, y el carburante que los ha elevado al rango de protagonistas ha sido la crisis migratoria.

 

Martes, 26 de marzo 

La Internacional neofascista. Del populismo de derechas al neofascismo

Los últimos sondeos insisten en que las formaciones populistas de derecha podrían alcanzar hasta el 20 % de los votos en las elecciones europeas. Es una cifra optimista, pero, incluso si así fuera, está lejos de poder imponer una hegemonía en el Parlamento Europeo, aunque no para bloquear en Bruselas iniciativas conjuntas sobre temas financieros, de bienestar social y de inmigración, lo que supondría un retroceso en la integración europea. Hasta ahora estas formaciones no han sabido coordinarse porque en su esencia está el germen del aislacionismo y el nacionalismo identitario. Sin embargo, los enemigos de Europa (la Rusia de Vladimir Putin y el supremacismo norteamericano encarnado por Steve Bannon, el que fuera el jefe de campaña de Donald Trump) les proporcionan actualmente importantes apoyos logísticos —a través de la manipulación de las redes sociales— y financieros. El propio Bannon se ha instalado en Bruselas e intenta crear una especie de Internacional neofascista a la que ya se han apuntado personajes como el ministro del Interior italiano, Mateo Salvini, o el presidente húngaro, Viktor Orbán. Lo único cierto es que la ultraderecha infesta la convivencia. El asesinato del alcalde de Gdansk, en Polonia, es el primer aviso para navegantes. El discurso del odio ya tiene su primera víctima política.

 

Martes, 2 de abril 

Del populismo de izquierdas al neocomunismo

El populismo de izquierdas es el primero en hacer su aparición en la política europea en los momentos más duros de la Gran Recesión. Surge del abandono en el que han quedado amplios sectores progresistas de la sociedad ante la mera gestión técnica que ha practicado la socialdemocracia de la «tercera vía», y más especialmente ante su sumisión a los poderes financieros. Estas formaciones, que en un primer momento no dudan en definirse como populistas y aseguran haber superado la división entre derechas e izquierdas, han evolucionado muy rápidamente hasta convertirse en una nueva izquierda que ocupa el espacio dejado libre por la socialdemocracia. Esta nueva izquierda es internacionalista y apuesta por el multiculturalismo, recoge los restos de los viejos partidos comunistas y el ecologismo y, por lo general, no se declara antieuropea, sino que quiere cambiar el proyecto europeo que califica de neoliberal y acabar con la austeridad. En este viaje, muchos de ellos, como sería el caso de Podemos en España, han adoptado una retórica neocomunista. En otros países, como en Grecia, Syriza ha apostado con cierto éxito por una honrada gestión de la crisis. En otros, como en Francia, Mélenchon mantiene la llama populista en su versión más teatral.

 

Martes, 9 de abril

Después del Brexit. Reconstruir una Europa viable

(Cuando escribo este programa se desconoce aún cuál va a ser finalmente la solución al llamado Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.) Sea cual fuere el final del culebrón del Brexit, el proyecto europeo tiene que ser revisado a fondo a partir de que se constituya el nuevo Parlamento y se nombre la nueva Comisión. ¿Cuál será el camino? Con o sin el Reino Unido, es necesario reinventar Europa. El dilema ya apareció tras la caída del muro de Berlín y el colapso del Imperio soviético en la última década del siglo pasado. Del puñado de socios fundadores se había llegado a una cifra ya importante de quince miembros, pero todavía manejable en términos de gestión. En términos sociales había un importante grado de homogeneidad; todos los países miembros habían experimentado, en mayor o menor medida, regímenes democráticos. ¿Sería funcional una Europa de veintisiete? ¿Era posible integrar plenamente, como un socio más, a los países que reemergían del otro lado del llamado telón de acero, o había que adoptar lo que se llamó entonces la Europa de varias velocidades? Se optó formalmente por la primera solución, aunque en la práctica surgieron espacios diferenciados como Schengen o el euro. Ahora sería el momento de atreverse con un modelo de mayor complejidad.

 

 

DOCUMENTACIÓN DEL CURSO (Clica en el texto para acceder al enlace).

El huevo de la serpiente neofascista es a Europa.

La difícil coordinación de la derecha radical_1

La difícil coordinación de la derecha radical_2

Marino Le Pen enfrenta a los pensionistas con los inmigrantes.

The Dark Web Enabled the Christchurch Killer

 

Bibliografía

Altares, Guillermo, Una lección olvidada, Barcelona, Tusquets, 2018.

Baverez, Nicolas, Danser sur un volcan, París, Pluriel, 2017.

Formenti, Carlo, La variante populista. Lucha de clases en el neoliberalismo, Vilassar de Dalt, El Viejo Topo, 2017.

Judis, John B., The populist explosion, Nueva York, Columbia Global Reports, 2016.

Judt, Tony, Postguerra, Madrid, Taurus, 2010.

Laclau, Ernesto, La razón populista, México, Fondo de Cultura Económica, 2006.

Martí Font, J. M. y Barbier, Christophe, La fortaleza asediada, Barcelona, Península, 2018.

Piketty, Thomas, El capital en el siglo XXI, México, Fondo de Cultura Económica, 2014.

Rivero, Ángel y Zarzalejos, Javier, Geografía del populismo, Madrid, Tecnos, 2017.

 


Palau Macaya, passeig de Sant Joan, 108, Barcelona

INSCRÍBETE LOCALIZACIÓN